Mi Historia

 
 

Soy esposa y madre de un nino de 3 años y medio. Soy guerrera de  ansiedad y depresión posparto. Mis sintomas empesaron duranto mi embarazo, en el segund trimestre. Yo los asocie con el estres de ser madre primerisa y por trabajar y estudiar tiempo completo. Mi embarazo fue dificil porque tuve mucho estres emocional y no podia decifrar si lo que sentia era depression y ansiedad o los nervios de ser mamá por primera vez. Sigue ignorando mis sintomas y preparandome para la llegada de mi hijo. No fue hasta que mi hijo nacio que llegamos a la casa y senti un gran temor y preocupacion de como hiba a cuidar de mi hijo. No podia dormi, lloraba constantemente, me reusaba a que otros me ayudaran con el cuido de mi hijo simplemete porque pensaba que no podrian hacer bien las cosas. Otro temor era que pensaran que yo no hera madre capaz de cuidar de mi priopio hijo. Como muchas mamás, me senti sola (aunque hubiera gente al mi alrededor) me sentia juzgada, avergonzada, con temor y extremedamente triste. Mi red de apoyo no era muy grande, mi esposo regreso a trabajar despues de unas semanas, y los unicos que pasaban tiempo con mi hijo y yo eran mi mamá y papá. Mis amistades raramente me llamaban y muchas ni me visitaban. Me sentia perdida, confundida, sin saber porque este nuevo capitulo de mi vida me estaba consumiendo y agohando en vez de hacerme sentir feliz y regocijada. No le conte a nadie lo que pensaba y sentia, por temor y verguenza de ser apuntada como "mala mamá." Como terapeuta, yo sabia que no estaba nada bien y que necesitaba ayuda pero tarde mas de un año en buscar ayuda profesional. Sentia que como he sido muy fuerte en superar otras cosas dificiles en mi vida, que esta seria un mas que pasaria con el tiempo y no necesitaria buscar ayuda profesional. Habia otra parte de mi que se negaba que el ser madre era dificil. Nadie te prepara para los cambios mentales y emocionales por los cuales vas a pasar. Es muy facil ignorar tus sintomas y asumir "simplemente esto es ser mamá."  Cuando mi hijo cumplio un año, empese a tener un poco de esperanza. Empeze a decirme, "ok, no esta tan dificil el ser mamá, ya camina mi hijo, esta un poquito mas independiente y podre cuidar de mis misma ahora." Pero exactamente a los dos meses perdi a mi padre tragicamente y eso me llevo a una depresion mas severa. No fue hasta que perdi control de si misma, en el verano del 2016, que busque ayuda profesional. Llame a mi terapista anterior para hacer una cita. Tomo una gran cantidad de trabajo de mi parte, y mucho aprendizaje de mis sintomas, pensamientos y sentimientos. Es lo que yo le llamo, "pelar la cebolla" el cual me hiso comprender lo que esta viviendo, lo que estaba sintiendo, y lo necesario que era para mi conectarme con otras mamás para no sentirme sola. Ahora, ya 3 años y medio despues, tengo mucha pasion por ayudar a otras mamás en la misma situacion entender que no estan solas, que no son malas mamás, y con la ayuda corecta pueden superar eso momentos oscuro de maternidad.